Una respuesta a «Un nuevo modelo de enfocar la longevidad»

  1. Tras la tempestad del coronavirus, no llega la calma, llega la intranquilidad de que y cuanto ha podido afectar a las personas mayores el radical cambio de vida que ha supuesto el confinamiento, y si este puede afectar la la calidad de vida, a la salud, a las capacidades funcionales y cognitivas y al estado de animo.
    El confinamiento, ¿puede suponer deterioro global y progresion de dependencia? Es muy probable; ¿Se puede evitar? Si o al menos minimizar las secuelas mediante una intervencion precoz que detecte sintomas de prefragilidad para poder diseñar intervenciones individualizadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *